dilluns, 12 d’abril de 2010

Un model digne d'observació

Adés he accedit a la web http://www.elmundoenpositivo.com i, en acabant a un document seu,"El secreto del éxito de las escuelas en Finlandia", el qual reproduïsc a continuació, com ja he indicat en la resposta a l'introductor del document. Espere que el gaudim i que ens aporte idees. Intuïsc que també promocionarà la capacitat creativa de la persona, la generositat, la gratitud i, per tant, la cooperació i la solidaritat, dos aspectes que estan directament relacionats amb l'amiga gratitud.

Igualment destaca que el sistema d'ensenyament promou la relació de l'alumne amb els mateixos mestres durant uns anys (més temps que ací) i que reforça tant les persones amb altes capacitats com les persones que tenen allò que administrativament diuen discapacitats, perquè totes dos participen de manera més activa i se senten part del centre d'ensenyament. Intuïsc que si l'estat fóra més multicultural, introduirien valors com el respecte mutu, la col·laboració entre els alumnes i l'ajuda d'un mestre perquè l'alumne, en primer lloc, aprenguera les llengües i la realitat cultural.

En resum, considere que paga la pena aprendre de sistemes d'ensenyament diferents al que tenim i, des de la realitat cultural que vivim i que hem forjat entre la història de les cultures que ara formen l'Estat espanyol (o el País Valencià), fer un sistema eclèctic i més creatiu.

Bo, ara deixem la porta oberta al document. Tant de bo el gaudiu!

Nota: Per a facilitar la lectura, el llegirem en lletra normal.

**********

¿Por qué las escuelas finlandesas son tan buenas?

El año pasado, más de cien delegaciones y gobiernos extranjeros visitaron Helsinki con la esperanza de develar el secreto del éxito de sus escuelas.En 2006, los estudiantes de Finlandia lograron el mejor promedio en las calificaciones de ciencia y lectura de todo el mundo desarrollado.

En los exámenes de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) para alumnos de 15 años también obtuvieron los mejores resultados, sólo superados por los adolescentes surcoreanos.

Esos logros no fueron una excepción: en exámenes del Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes (PISA, por sus siglas en inglés) previos, los finlandeses también ostentaron las notas más altas.

La filosofía finesa respecto a la educación es que todos tienen algo para aportar y que no debe dejarse de lado a los que más les cuesta aprender ciertos temas.

Una táctica utilizada en casi todas las materias es la presencia de un profesor extra que ayuda a los estudiantes con mayores dificultades en un tema particular.

“El sistema finlandés apoya mucho a aquellos alumnos que tienen dificultades de aprendizaje, pero también debemos prestar más atención a los estudiantes muy talentosos. Hemos comenzado un proyecto piloto dirigido a alentar a los alumnos que son muy talentosos en ciertas áreas”, explicó a la BBC.


Aprendiendo más tarde

Según la OCDE, los niños finlandeses pasan menos horas en las aulas que en cualquier otro país del mundo desarrollado.Esto refleja otro aspecto importante de la educación finesa.

La escuela primaria y la secundaria son combinadas, es decir que los alumnos no deben cambiar de colegio a los 13 años. Eso les permite evitar un cambio de escuela potencialmente perjudicial.

La maestra Marjaana Arovaara-Heikkinen cree que mantener a los estudiantes en la misma aula durante varios años le facilita su propio trabajo. “Es como si creciera a la par de mis alumnos. Veo los problemas que tienen cuando son pequeños, y después de cinco años todavía veo y sé lo que les ha pasado en su juventud y qué es lo que mejor hacen. Les digo que soy como su madre escolar”.

En Finlandia, los niños empiezan la escuela recién a los siete años. La idea es que antes de esa edad aprenden mejor jugando y que para cuando finalmente ingresan a la escuela están deseosos de empezar a aprender.


Menos es más

Los padres finlandeses, obviamente, reclaman cierto mérito por los impresionantes resultados escolares de sus hijos. Existe una cultura de leer con los chicos en casa y los familiares mantienen contacto permanente con los maestros de sus hijos,

En Finlandia, la enseñanza es una carrera prestigiosa. Se valora mucho a los maestros y los estándares de enseñanza son altos.

El éxito del sistema educativo en este país nórdico parece ser, en parte, cultural. Los alumnos estudian en un clima relajado e informal.

Además, Finlandia tiene niveles de inmigración bajos. Por lo tanto, cuando los chicos comienzan la escuela la mayoría tiene el finlandés como lengua materna, con lo que se evita un problema que otras sociedades suelen enfrentar.

El sistema se sustenta sobre la idea de que menos puede significar más. Se hace hincapié en un ambiente informal, libre de recetas políticas. Esa combinación, creen, hace que ningún chico se queda atrás.

Publicado en: BBC Mundo

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada